Archivo de la categoría: Cruciferae

Sisymbrium irio L. (Cruciferae)

Sisymbrium irio L. (Cruciferae)

Otro jaramago muy frecuente es el que hoy presentamos. En esta ocasión se trata de una planta anual, muy frecuente en ambientes urbanos y que se caracteriza por tener unas flores amarillentas bastante pequeñas. Éstas se encuentran siempre sobrepasadas por los frutos, unas silicuas que no se encuentran pegadas al tallo. Estos tres caracteres van a facilitar mucho su correcta identificación.

Sisymbrium irio Sisymbrium irio Jard Bot Alcala (5) Sisymbrium irio Jard Bot Alcala (4) Sisymbrium irio (2)

Anuncios

Sinapis alba L. (Cruciferae)

Sinapis alba L. (Cruciferae)

Los jaramagos, esas crucíferas de flor amarilla y que parecen todas iguales son un martirio para muchos de nuestros seguidores. Para una correcta identificación de las crucíferas es imprescindible examinar su fruto, en este caso una silicua. En esta especie el fruto tiene dos partes bien diferenciadas, una parte apical que porta una semilla y es algo más ancha que el resto de la silicua y una parte basal, más estrecha, en la que se encuentran la mayoría de las semillas. Además se trata de un fruto con pelos, hecho que nos permite separarlo de otras especies próximas.

Sinapis alba subsp mairei Las Colinas (1) Sinapis alba subsp mairei Las Colinas (2)

Cardaria draba (L.) Desv. (Cruciferae)

Cardaria draba (L.) Desv. (Cruciferae)

Las crucíferas de flor blanca no son demasiado frecuentes, aunque la especie que ahora presentamos sí lo es. La Cardaria draba es una herbácea perenne que posee inflorescencias corimbiformes, por lo que podría confundirse con una umbelífera. Si contamos los pétalos la duda se disipa inmediatamante. Esta planta es muy frecuente en bordes de caminos y cultivos, herbazales algo nitrófilos, escombreras, etc. Las hojas del tallo son de borde dentado y tienen unas orejuelas agudas que abrazan al tallo.

Cardaria draba Heras Cardaria draba subsp. draba (2)

Biscutella auriculata L. (Cruciferae)

Biscutella auriculata L. (Cruciferae)

Una de las crucíferas más conocidas es la hierba de los anteojos, llamada así por la peculiar forma de sus silículas. Lo que quizá ya no sepa todo el mundo es que hay unas cuantas especies más dentro del género. La de hoy se diferencia por ser una hierba anual y por poseer los sépalos externos gibosos en la base. Lo hemos señalado con una flecha en la fotografía para que lo veáis sin problema.

Biscutella auriculata Jard Bot Alcalá (2) Biscutella auriculata Laguna del Campillo (1)

Frutos en Cruciferae

Los frutos en Cruciferae

La familia de las crucíferas presenta una serie de caracteres que la hacen fácilmente reconocible. Sus flores, dispuestas casi siempre en racimos, son tetrámeras, con los pétalos dispuestos en cruz -de ahí su nombre- y en la mayorá de los casos tienen dos verticilos de estambres. El exterior está constituído por dos de menor longitud que los cuatro del verticlo interno. Los frutos son cápsulas que se abren por dos valvas, aunque en ocasiones son indehiscentes. Dos tipos podemos encontrarnos en el seno de la familia dependiendo de su longitud. Si los frutos son mucho más largos que anchos (más de 3 veces) se habla de silicuas, si no cumplen estas premisas hablaremos entonces de silículas. Un truco bien conocido, nombre corto, fruto largo. Os dejamos unas fotos para que lo veáis.

Clypeola jonthlaspi ssp. id

Silícula de Clypeola

Teesdalia coronopifolia To

Silícula de Teesdalia

Raphanus raphanistrum ssp id Pedrezuela (2)

Silícua en Raphanus

Sisymbrium irio Jard Bot Alcala (1)

Silícua en Sysimbrium